NUEVO CEMENTERIO JUDIO DE CRACOVIA

NUEVO CEMENTERIO JUDIO DE CRACOVIA

NUEVO CEMENTERIO JUDIO DE CRACOVIA (POLONIA)

 por Ricardo Angoso

Habiendo sido una de las grandes capitales judías de Polonia, la ciudad contaba con dos cementerios y cada uno de ellos muy diferentes entre sí. El primero de ellos, que data del siglo XVI, es el considerado el viejo e histórico camposanto, pequeño, coqueto, recogido y junto a la bellísima Sinagoga de Remuh, mientras que el otro, al que nos  referimos en esta reseña, es considerado el Nuevo Cementerio Judío de Cracovia, aunque data del siglo XIX y tiene tanta historia como el màs antiguo.

 

En una página dedicada al estudio de los cementerios y en una nota procendente de la misma firmada por Paloma Contreras, hemos encontrado esta breve historia del recinto que reproducimos a continuación por su concisión y brevedad:

 

«Fue creado en 1800, en unos terrenos vendidos por los padres agustinos. Ocupa 4.5 hectáreas, y está situado cerca del histórico barrio judío de Kazimierz. Está considerado como cementerio monumental debido a su buena conservación. A partir de 1932 el cementerio se llenó por completo, por lo que desde entonces los entierros se llevaron a cabo en otros terrenos en el barrio de Wola Duchacka. Con la invasión nazi, estos cementerios fueron demolidos y usados para crear el campo de concentración de Plaszów, por lo que ya no existen. Todos los judíos del gueto de Cracovia fueron enviados allí».

Y sigue el relato de la misma autora:

«Además, los alemanes cerraron el acceso a este cementerio y vendieron las lápidas más valiosas a los albañiles locales. Algunas de esas lápidas se utilizaron como material de construcción, principalmente para pavimentar el suelo del camino que llevaba al campo de concentración. Los huesos de los cadáveres se dejaban al descubierto y se diseminaban por el cementerio. La ciudadora del cementerio, que se llamaba Pina Ladner, fue directamente ejecutada en Plaszów. Poco después de terminar la guerra, un ingeniero local superviviente del campo, llamado Jakub Stending, recuperó algunas de las lápidas usadas en Plaszów y se reinstalaron en el Nuevo Cementerio». (Nota citada y reproducida en: http://www.entrepiedrasycipreses.com/nuevo-cementerio-judio-de-cracovia-polonia/).

No relata esta nota que en el siglo XIX, debido a la falta de espacio, la comunidad judía consiguió el terreno para un nuevo cementerio.  También en ese periodo, en el siglo XIX, dicho cementerio se amplió en tres ocasiones, por última vez, en 1899. En el umbral del siglo XX, ya contaba con unas 20 hectáreas y miles de tumbas de la comunidad local.

En una página de turismo local de Cracovia hemos encontrado un artículo que nos aporta también otros elementos sobre la historia de lugar, que reproducimos literalmente: «En los años 20 del siglo XX, la comunidad judía se vio en la necesidad de construir el siguiente cementerio, el cual se abrió en 1932 en la calle Jerozolimska, cerca de otra necrópolis judía de Podgórze. En el cementerio de la calle Miodowa seguían celebrándose los funerales, pero únicamente en las plazas adquiridas con anterioridad y tumbas familiares».(Fuente citada y reproducida: http://www.krakow.pl/espanol/instcbi/199739,inst,30524,2373,instcbi.html).

Tras la Segunda Guerra Mundial, durante la cual bajo la orden de los alemanes se arrasó el cementerio de la calle Jerozolimska, todas las lápidas tuvieron que regresar a la calle Miodowa y muchas permanecen en el recinto sin clasificar y habiendo quedado los restos en el cementerio destruido. El cementerio sigue en uso en la actualidad y se han realizando decenas de funerales cada año, siendo también muy visitado por los turistas que se acercan a conocer la Cracovia judía y uno de sus principales centros de atracción. Cuenta con algo menos de veinte hectáreas en la actualidad y màs de 10.000 lápidas, siendo la más antigua del año 1809.

En este lugar yacen los judíos cracovianos más destacados desde el siglo XIX hasta la actualidad Entre los más famosos, entre los que cabe mencionar al pintor Maurycy Gottlieb (fallecido en 1879), el fotógrafo Ignacy Krieger (1817-1889) y el vicepresidente de la ciudad de Cracovia, Józef Sare (fallecido en 1929). Finalmente, destacar que está muy cuidado, limpio y organizando, siendo, en la actualidad, uno de los principales atractivos turísticos de esta gran capital judía que fue Cracovia.

Direcciòn del cementerio: Ulisa (calle) Miodowa 55

 

Deja una respuesta