JOE BIDEN, CANDIDATO NO FIABLE PARA LOS JUDÍOS

JOE BIDEN, CANDIDATO NO FIABLE PARA LOS JUDÍOS

Los judíos estadounidenses deberían rechazar a Joe Biden

Biden no llega a decirnos cómo sería una administración Biden, ya lo hemos visto.17
octubre 26, 2020 Categorías: IsraelMundoRelaciones Exteriorespor:Judah WaxelbaumFuente: Jerusalem Post

 Joe Biden ha pasado casi 50 años en el escenario político. En ese tiempo, ha demostrado repetidamente que no es un aliado de Israel. La plataforma Biden es un delicado equilibrio de los puntos de conversación democráticos establecidos cuando se trata de Israel. Es raro encontrar un candidato con un historial político tan extenso, sería un crimen ignorarlo. Los votantes estadounidenses deben mirar más allá de la campaña y centrarse en el tiempo de Biden en el Senado y como vicepresidente. En 1982, el primer ministro Menachem Begin testificó ante el Comité de Relaciones Exteriores del SenadoEl entonces senador Biden le dijo a Begin que la ayuda estadounidense a Israel podría interrumpirse si no cesan las acciones en Cisjordania.

  • Begin respondió: “No nos amenace con cortar su ayuda. No funcionará. No soy un judío con rodillas temblorosas. Soy un judío orgulloso con 3.700 años de historia civilizada. Nadie vino en nuestra ayuda cuando moríamos en las cámaras de gas y los hornos. Nadie acudió en nuestra ayuda cuando estábamos luchando por crear nuestro país. Pagamos por ello. Luchamos por ello. Morimos por ello. Mantendremos nuestros principios. Los defenderemos. Y, cuando sea necesario, moriremos por ellos nuevamente, con o sin su ayuda ”.
  • Biden golpeó el estrado, claramente enojado con lo que estaba diciendo Begin. Begin continuó, “Este escritorio está diseñado para escribir, no para puños. No nos amenace con ayuda cortante. ¿Crees que porque Estados Unidos nos presta dinero tiene derecho a imponernos lo que debemos hacer? Estamos agradecidos por la ayuda que hemos recibido, pero no debemos ser amenazados. Soy un judío orgulloso. Tres mil años de cultura han quedado atrás y no me asustarás con amenazas. Tome nota: no queremos que un solo soldado tuyo muera por nosotros ”. 

Todos los judíos estadounidenses y aquellos que afirman ser aliados de Israel deben conocer este intercambio. Cuando Biden declara que no amenazará la ayuda israelí, este momento debería mencionarse cada vez. Para aquellos que deseen ignorar esta audiencia debido a su antigüedad, no pueden elegir cuándo comenzó la carrera de Biden. Biden ya estaba en su segundo mandato en el Senado cuando atacó a Begin. No ignoraba el tema; fue senador en 1973 cuando Richard Nixon dio luz verde a la Operación Nickel Grass para ayudar a Israel en la Guerra de Yom Kippur. La carrera de Biden como vicepresidente no fue mejor para Israel. La administración Obama supervisó el punto más bajo en las relaciones entre Estados Unidos e Israel desde el establecimiento de Israel en 1948. Biden fue parte de las filtraciones regulares de inteligencia israelí y ataques políticos contra Israel en el escenario global. En 2010, el primer ministro Benjamin Netanyahu visitó Estados Unidos para enmendar las relaciones. El primer ministro fue llevado dentro y fuera de la Casa Blanca a través de una puerta lateral sin medios oficiales relacionados con la visita. Biden también trabajó para aprobar el acuerdo nuclear de Irán, al que Israel se opuso fuertemente. Hay informes  que en una reunión de 2014, Obama amenazó con derribar aviones de combate israelíes si apuntaban a instalaciones en Irán. Biden no puede competir con el récord de Obama-Biden y mostrarse tímido ante estos eventos. No es coincidencia que un mes antes que Netanyahu se dirigiera a la Cámara de Representantes, la administración Obama decidiera desclasificar un informe de 386 páginas sobre las capacidades nucleares israelíes. El informe dejó en blanco detalles sobre los programas de Francia, Italia y otras naciones de la OTAN. Durante la estadía de Netanyahu en Washington para dirigirse al Congreso, la Casa Blanca se negó a reunirse con Netanyahu. La Casa Blanca afirmó que esta era una política estándar debido a que Netanyahu se acercaba a las elecciones. Durante el mismo período, Biden y el secretario de Estado John Kerry viajaron a Munich para reunirse con el líder laborista Isaac Herzog, el oponente de Netanyahu en las elecciones.Para pintar una imagen clara de cómo Biden ve a Israel, una vez pronunció un discurso sobre cómo Israel estaba dañando las negociaciones de paz en la región horas después de que un terrorista mató a 21 personas en un atentado con bomba en un autobús en Jerusalén.Biden ve a Israel como un apoyo; no le importa realmente el país ni su seguridad. Si le hubiera importado, no se habría quedado sentado mientras la administración Obama aplicaba políticas que los israelíes advirtieron que pondrían su seguridad en peligro.Deberíamos rechazar la retórica de Biden y mirar su historial. Con casi 50 años para reflexionar, Biden no puede decirnos cómo sería una administración Biden; ya lo hemos visto. El escritor es el vicepresidente regional occidental del Comité Nacional Republicano del Colegio.Traducido para Porisrael.org por Dori LustronJerusalem Post

Deja una respuesta